»   Rutas y Paisajes: 

Ruta del vino por las Las cinco Denominaciones de Origen de Castilla y León

D.O. Ribera de Duero – D. O. Cigales – D. O. Rueda – D.O. Toro – D. O. Bierzo

 
 »   Descripción:
Día 1º: Soria – Burgo de Osma – San Esteban de Gormaz – Aranda de Duero.

En Soria, por su singular emplazamiento físico en la ribera del Duero, que parece un maravilloso estanque alargado, se puede disfrutar de la retirada de los grandes inconvenientes de las aglomeraciones urbanas, en cuyo seno se concentran las actividades comerciales y culturales. Destaca en Soria la Concatedral de San Pedro, el claustro de San Juan de Duero y las Ruinas de Numancia, además de sus innumerables muestras de arte medieval. Disfrutar de sus famosas fiestas de “Los Sanjuanes” y de su gastronomía, asados de cordero, alubiones de Osma, migas a la pastora, caldereta, cangrejos, níscalos, setas, etc... En El Burgo de Osma, conjunto Histórico-Artístico, contamos con uno de los más nutridos legados culturales de la provincia, con una apretadísima agenda de arte, gastronomía (jornadas rito – gastronómicas de la matanza) y naturaleza (a 15 kms del Cañón del Río Lobos). San Esteban de Gormaz, Primer enclave de la D. O. Ribera del Duero, donde está la fortaleza más extensa de la Europa musulmana, cuna del románico soriano y puerta de Castilla, declarada conjunto Histórico-Artístico. Aranda de Duero, capital de la comarca ribereña, ciudad antiquísima que además de atraer por sus monumentos, atrae por su buena mesa, donde el rey es el cordero lechal o “lechazo” asado, acompañado por los vinos de la ribera.

Día 2º: Aranda de Duero – Peñafiel – Quintanilla de Onésimo – Valladolid.

El recorrido de Aranda de Duero a Valladolid transcurre por la mayor parte de la D. O. Ribera de Duero, donde se sitúan las bodegas más afamadas. El punto más importante del recorrido es el “Museo Provincial del Vino”, en Peñafiel, situado en un magnífico castillo del siglo XIV y con mas de 2.000 m2 de exposición, una de las mejores muestras del arte y de la cultura del vino en la ribera del Duero, que cuenta con gran fama internacional, además de disfrutar de una de las mejores muestras de la arquitectura popular de la región, como son la Plaza del Coso o la Casa de la Ribera. A pocos kilómetros, en la localidad de Quintanilla de Onésimo, se encuentran las famosas bodegas de Vega Sicilia, Arzuaga, Abadía de Retuerta, etc. En Valladolid, compendio de modernidad y antigüedad, dada su condición de capital administrativa de la Región en la actualidad y de capital del Reino de España en época de Felipe III, se puede pasear por sus calles y a la vez gozar de su arte, historia y gastronomía en la zona de tapas de la Plaza Mayor.

Día 3º: Valladolid – Cigales – Rueda – Medina del Campo – Valladolid.

En Cigales y Rueda se pueden visitar bodegas y hacer catas de los vinos correspondientes a sendas Denominaciones de Origen y en Medina del Campo, ver el Castillo de la Mota donde pasó gran parte de su vida confinada Juana la Loca; la Plaza del Mercado, donde se situaban los mercaderes que dieron origen a los primeros mercados y donde se creó la "Letra de Cambio", y el Museo de las Ferias.

Día 4º: Valladolid – Tordesillas – Toro.- Zamora.

En el recorrido entre Valladolid y Zamora se puede parar en varias villas destacadas por la historia que ha recorrido sus calles, como son Simancas, sede del archivo de indias, y Tordesillas, famosa por el Tratado que originó la división de América entre España y Portugal. Hasta llegar a Toro. En tiempo medieval fue sede real y capital de provincia; hoy es Ciudad de Interés Turístico y Conjunto Monumental. Recorrer sus calles es, al igual que en Zamora, entrar en su historia; está asentada en una inmensa maraña de bodegas que maduran unos caldos recios y sabrosos de color rubí. Zamora, “La Bien Cercada” o “La Ciudad del Románico”, por la gran concentración de edificios de este estilo en la misma, donde destaca su Catedral. Conocida internacionalmente por su Semana Santa, declarada de Interés Turístico Internacional y cuyos pasos procesionales pueden contemplarse a lo largo de todo el año en el Museo de la Semana Santa.

Día 5º: Zamora– Astorga – Ponferrada – León.

El itinerario transcurre por La Ruta Vía de la Plata, transitada desde tiempos antiguos por Cartagineses y Romanos. Subiendo hacia León se puede parar en el Monasterio Cisterciense de La Granja de Moreruela; en Benavente, capital de la comarca vitivinícola de los vinos de Tierras de Benavente y ciudad monumental (Torre del Caracol, actual Parador Nacional de Turismo); en Astorga, “Astúrica Augusta” la cual nos ofrece una magnífica visión de la vida de los romanos en la Península Ibérica al recorrer sus termas y villas. Destacan también su Catedral y el Palacio Episcopal de Gaudí. Muy cerca se encuentra Castrillo de los Polvazares, ejemplo de la arquitectura tradicional maragata donde se puede degustar el plato más típico de la comarca: el “cocido maragato”. Ponferrada, capital del Consejo Comarcal del Bierzo, comarca de gran belleza en su totalidad, tanto por su arte y cultura popular, por sus magníficos paisajes como Las Médulas, declaradas Patrimonio de la Humanidad y su rica gastronomía.

Día 6º: León – .Regreso al punto de origen.

León, donde además de disfrutar de su arquitectura, Catedral, Convento de San Marcos, Basílica de San Isidoro, se puede disfrutar de las tapas y el ambiente diario en el Barrio Húmedo, centro de la vida social de la ciudad.

Hoteles España

Publicado por -
D.O. Bierzo
D.O. Bierzo
 
D.O. Cigales
D.O. Cigales
 
D.O. Ribera del Duero
D.O. Ribera del Duero
 
D.O. Rueda
D.O. Rueda
 
D.O. Vinos de Toro
D.O. Vinos de Toro
 


© 2018 casas-rurales.info Guia de casas rurales, hoteles rurales, hoteles con encanto, turismo rural y activo y restaurantes.