»   Fiestas y Tradiciones: 

La Casa Tradicional Canaria

Es la que llega a nuestros di­as con todas las formas y combinaciones que la cultura y los tiempos han ido imprimiendo sobre ella.

 
 »   Descripción:
Desde los primeros momentos en que las ordenanzas marcan una serie de pautas sobre los modos de construir, exigiendo la colocacion de tejas en lugar de cubiertas vegetales, permitiendo el corte o tala de los bosques de forma racional para utilizar la madera en las cubiertas y solados, las formas arquitectonicas se van consolidando y dando lugar a una vivienda tradicional con unos componentes que han llegado hasta nuestros di­as.

Se habla de la casa terrera, aunque hay casas de dos y tres plantas. Ahora bien como dato curioso en un censo de 1950 para toda Canarias, se dan 117.040 casas terreras frente a 21.770 de dos pisos, lo que nos puede dar una idea del tipo de edificios que existian en las islas hasta esa fecha, permitiendonos, por lo tanto, dar una explicacion mas amplia de la primera.

Normalmente aparecen viviendas en forma de L o de U, cubicas, o rectangulares, con marcado caracter lineal. Todo ello implica busqueda de soluciones frente a los azotes del viento, a la pertinaz lluvia, a la consecucion de sombras para propiciar lugares frescos, a la sencilla solucion de ir sumando habitaculos a la primitiva vivienda, e incluso a las limitaciones economicas o de suelo construible.

La casa terrera esta en el campo y esta en la ciudad. La mayori­a de las casas que se construyen en los primitivos nucleos urbanos eran de una sola planta.

Ya indicamos que hay razones de diversa da­ndole para justificar la diferencia entre unas casas y otras dependiendo de su ubicacion urbana o rural. La casa rural es por lo general terrera y mas adelante detallarnos las dependencias que las conforman. La singularidad de estas casas esta en su ubicacion. Por lo general son casas diseminadas o en caserios pequenitos proximas unas a otras. Pero todas ellas exentas, por lo que han de buscar soluciones a sus cuatro fachadas. Generalmente se arriman a muros de caminos, o de bancales de las fincas donde se ubican. Esta aproximacion o arrimo esta relacionada con la proteccion de los fuertes vientos que propicia el pertinaz tiempo norte.

Por lo general la casa rural esta construida en terrenos pedregosos, no se utiliza la buena tierra de cultivo para ubicar las viviendas. En el caso de caserios se traza la breve red viaria buscando las mejores soluciones en funcion de las pendientes, pero no se duda en variar una direccion y, penetrar en zonas incomodas, si con ello se beneficia una huerta. Los caserios estan relacionados con cuestiones de vi­nculos familiares. Suelen aparecer en lugares insolitos como son el caso de Masca, lfonche o Aripe, que siendo propiedad de unas determinadas familias, mandan a gentes a cultivar las tierras y quedan vinculadas a ellas realizando sus viviendas y pasando despues de padres a hijos. De esta forma podemos entender la defensa que se hace de la tierra y de lo exasperante de los senderos de comunicacion interna.

Mirando los pequenos edificios podemos, desde nuestra formacion, imaginar lo que nos apetezca.

Solemos buscar relaciones esteticas de las casas entre si, de las casas y el medio, del medio independientemente de las casas, de los enormes esfuerzos para construir los bancales. Casas y bancales, caminos y huertos, cultivos y medio natural, se funden en un concepto estetico unico que nos deja confusos por lo armonioso. Las casas estan construidas con piedra quedando, por lo general, sin enlucir. Piedras de basalto equivalentes a las de los bancales, toba tallada que sale de las ralcas volcanicas que forman el camino frente a ellas mismas. Al final, su resultado es de una armonia insolita. Parece que las casas emergen del suelo como un elemento mas del paisaje natural.

Por su parte las casas terreras de las ciudades tienen necesariamente una configuracion diferente. Se encuentran adosadas unas a otras, formando manzanas y determinando calles. Hay unos condicionantes sociologicos distintos a las de los campesinos, incluso hay unas necesidades fisicas distintas. Muchas veces se mimetizan unas con otras. Se hacen dos ventanas y una puerta colocadas arbitrariamente y esta arbitrariedad se repite en unas y en otras, llegando a configurar tipologias concretas.

Tienen mayor altura que las casas de campo y a veces tienen que rivalizar con edificios nobles o casas de dos o tres plantas. Todo ello condiciona unos modos de construir mas esmerados que las diferencian, sustancialmente, de las casas campesinas.
Publicado por -
http://www.casacanaria.8m.com/
Casa tradicional canaria
Casa tradicional canaria
 


© 2017 casas-rurales.info Guia de casas rurales, hoteles rurales, hoteles con encanto, turismo rural y activo y restaurantes.